Kundalini y Confinamiento

… o cómo aprender a fluir.

Despertares involuntarios en masa

Desde que comencé a hablar sobre la crisis del despertar de la kundalini, en mi primer proyecto online Reiki 3.0, vuestras dudas y preguntas me han permitido observar un aumento en los despertares energéticos involuntarios durante los últimos 8 años; exactamente desde el año 2012… casualidad?.

Yo lo llamo CAUSALIDAD!

El famoso año 2012, cuando el calendario maya auguraba el fin de una era, la Tierra comenzó su proceso de ascensión vibracional, dentro del propio proceso de ascensión de todo el universo.

Nuestro modo de vida, tan evolucionado tecnológicamente pero tan involucionado al mismo tiempo, en lugar de facilitar el proceso sólo lo hemos entorpecido con nuestra falta de cuidado al planeta.

Pero el ciclo no se detiene porque unos pequeños virus (los humanos) sigamos empeñados en destruir desmesuradamente la tierra y el aire que nos dan la vida; y la naturaleza, siempre sabia, ha tomado cartas en el asunto. Porque el corona virus nos es más que el resultado de la explotación masiva al que hemos sometido a nuestras tierras, ríos, selvas, atmósfera y, a nuestros propios hermanos, los animales.

Desde 2012, el Universo ha estado preparándonos para este momento…

Ésta es la razón para tantos despertares involuntarios de kundalini y a la energía fuente. Debíamos prepararnos subiendo nuestras vibraciones al unísono con Gaia; estar listos para aprovechar este momento de evolución planetaria que está ocurriendo ante nuestros ojos.

Cuánto más aproveches este confinamiento para avanzar en tu sanación / evolución personal, más preparado y preparada estarás para lo que vendrá después. Esta cuarentena es el momento para que pares y reflexiones sobre la vida que deseas a partir de ahora y qué estás dispuesto o dispuesta a cambiar para conseguirla.

Y justo, en este momento de aumento en la vibración de la energía, es cuándo más cerca de tu Esencia has estado nunca.

Momento difícil, aprendizajes grandes

Si has despertado a la energía o has vivido un despertar involuntario de tu kundalini, es posible que esta cuarentena te esté sobrepasando en algunos momentos.

El trabajo a nivel energético te hace más sensible a los cambios de vibración a tu alrededor. Esta crisis sanitaria que estamos viviendo a nivel planetario, implica mucho movimiento de energía que puedes notar.

Si eres empático, por ejemplo, puedes sentir esas oleadas de energía en el mismo momento en que se producen y te embargarán sentimientos de agradecimiento, preocupación, ansiedad, decepción, miedo, etc., sin que sepas de dónde vienen.

No son tuyos, estás percibiendo el pulso del mundo!

También es muy probable que tu sistema energético esté muy activo estos días y sientas como se movilizan tus chakras, se afinan tus sentidos, o cualquiera de los síntomas de sanación mencionados en mi artículo sobre el despertar kundalini. Todo ésto es una oportunidad maravillosa para que, si aun no lo has hecho desde tu despertar, te pongas manos a la obra a trabajar en tu sanación y avances, con ello, en tu evolución.

Meditar, la mejor medicina

En esta época de confinamiento, donde se nos ofrece la oportunidad de adaptarnos a un nuevo paradigma en nuestra sociedad, si tu sistema energético está despierto (con kundalini o no), lo mejor que puedo recomendarte es que medites cada día.

Meditar te va a ayudar a tomar las cosas con más calma, observar qué cosas son las que necesitas cambiar en tu vida o no, relativizar, sanar heridas emocionales, subir la vibración de tu energía y un sin fin de beneficios más.

Si no lo has hecho nunca, es un momento fantástico para empezar. Si ya tienes práctica, es la situación perfecta para profundizar.

Medita y pregunta a tu Yo Superior, siempre te contestará, de un modo u otro.

Aprende a fluir y el Universo proveerá, siempre lo hace!


Busco mi propia verdad. Me convierto en mi propio Maestro.


Amplía tu información:

Comparte esta información:
Publicado en Reflexiones y etiquetado , , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *