Grandes secretos… I

… de la Evolución personal y del trabajo con la energía.

Todos los días somos bombardeados por mensajes positivos, decretos, bendiciones… casi todos se repiten, un nº X de veces, para conseguir distintos objetivos: abundancia, salud, calma, compasión, etc.

Si eres practicante de Reiki o cualquier otro método de sanación a través de la energía, también te habrás fijado que debes repetir varias veces el nombre de los símbolos para activarlos; o el nombre de la energía en cuestión para poder canalizarla.

afirmaciones positivas

Todas estas herramientas son estupendas y funcionan! A cada cual la suya.
Pero hay un gran secreto para que estos trabajos realicen su función, y nada tiene que ver con el nº de veces que lo repetimos, sino con el modo en que lo hacemos.

«Recuerdo cuando era pequeña. Cada noche, antes de dormir, rezaba las oraciones aprendidas en la escuela. No pasó mucho tiempo hasta que me hice consciente de que parecía un papagayo, repitiendo las oraciones una y otra vez, sin prestar ninguna atención a lo que decía. Rezaba en «piloto automático» sin contarle a Dios, verdaderamente, lo que yo quería pedirle o mis inquietudes. Así que pronto cambié de táctica y comencé a hablarlo con mis propias palabras, en mi propio «idioma». Siempre sentí que me escuchaba, incluso más que cuando repetía las oraciones aprendidas.»

El gran reto de nuestra evolución, es nuestra MENTE.

Es a ella a quien necesitamos re-educar con nuevas creencias y hábitos más saludables. Y será ella quien se resista con uñas y dientes a salir de la zona de confort. Te pondrá mil escusas, pospondrá todos los planes con las más variopintas razones y cuando no pueda con tu determinación, te tentará con toda la artillería pesada.

el secreto está en la mente

1er, Gran Secreto

Repites para tu mente no para la energía. La energía no necesita que la llames 3 veces para acudir en tu ayuda, ni se queda esperando a que termines la letanía invocadora para que puedas canalizarla. El hecho de repetir hace que tu mente se centre en la tarea que está realizando, de ese modo, serás CONSCIENTE en todo momento del trabajo que estás realizando (en lugar de estar pensando en la compra de mañana).

2º Gran Secreto

Repites para tu mente no para la energía. Repetir el mantra de la compasión como un papagayo (un decreto de abundancia o una oración de perdón) -como hacía yo cuando rezaba de niña- no te hará más compasivo (ni te hará rico y famoso o te hará dejar de sentir rencor por quien te dañó); sólo cuando tu mente comprenda el verdadero significado del mantra, decreto u oración y tus actos sean coherentes con tu sentir, entonces sentirás la compasión (la abundancia y el perdón) en tu vida. Ese será el momento en que logres tu objetivo, independientemente del nº de veces que hayas necesitado para conseguirlo.

3º. Gran Secreto

Repites para tu mente no para la energía. Tu mente es sólo tuya y es única. El nº de veces que necesites repetir un decreto para hacerlo tuyo (o llamar a la energía X para canalizarla), será el nº de veces apropiado para tí, independientemente del nº de veces que diga en el manual que debes utilizarlo.

Comparte esta información:
Publicado en Reflexiones y etiquetado , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *